La 21° edición de “Maratón a la Carta” deleitó con parrillada y vino

Mar 28, 2019 Categoría: Cultura
Este miércoles por la tarde, un nuevo recorrido gastronómico atrajo a vecinos y turistas que agotaron la compra de cuponeras un día antes del encuentro.

En esta oportunidad, los participantes llegaron al punto de partida a las 18.30, canjearon sus cuponeras y vistieron sus delantales para poner manos a la obra. El objetivo era probar exquisitos manjares, en este caso disfrutar de la tradición y el sabor de lo criollo. Distintas carnes asadas, el choripan, las empanadas, el vino y la compañía del ballet folclórico durante recorrido, protagonizaron este magnífico evento que indefectiblemente, en cada edición genera nuevos fanáticos de maratones a la carta.

Para recibirlos, en el punto de partida se encontraba la secretaria de Cultura, Turismo y Desarrollo Económico, Mariana Juri, quien se dirigió a los presentes y expresó: “Queríamos darle la bienvenida en nombre del Intendente Rodolfo Suarez y agradecerles a todos a los que están por primera vez y a los que nos acompañan desde varias ediciones. La verdad es que para nosotros es importante que ustedes, los vecinos y los turistas, encuentren renovados motivos para visitar la Ciudad. Lo que pretendemos es que caminen por aquí y descubran la gastronomía. Nos sorprendemos cada vez que hacemos una edición nueva porque nos encontramos con una diversidad enorme de establecimientos gastronómicos y la particularidad que tienen es que los pueden encontrar abiertos para ustedes cualquier día de la semana. Eso es lo que queremos, que descubran la Ciudad y la disfruten”.

El lugar elegido para comenzar fue el restaurante “Gregoria Matorras” (San Martín 1899). Este sitio, representativo no solo por su nombre -sino por su ubicación- está situado en una antigua casa-esquina del Paseo Alameda cuya construcción data del año 1923. El sitio ha sido reciclado y la historia hoy lo refleja como una de las zonas más visitadas por el General San Martín en sus recorridos por la Ciudad. En lo alto de la casa un pintoresco balcón, alberga la creencia de haber visto asomarse allí al mismísimo Gardel. Pinturas de humor gauchesco ilustran los muros del restaurado lugar y a escasos metros se encuentra la biblioteca, que lleva el nombre del Libertador.

El concepto de “Gregoria Matorras”, además de rememorar el nombre de la madre del General San Martín,  tiene un menú basado en la esencia del gaucho y la tradición argentina y entonces ofreció a los comensales exquisitas empanadas de entraña cortada a cuchillo y un delicioso vino. En este lugar tan pintoresco, la gente se asombró con los adornos y gigantografías y se sacaron más de una foto con “Gardel” y “San Martín” que reunidos tomaban vino en una de las mesas. Por su parte el Ballet de la Ciudad de Mendoza, dirigido por Franco Agüero cautivó a los asistentes con zamba, chacarera y escondido.

Luego llegó el turno de “Asador Don Manuel” (Av. Belgrano 1169). Su nombre rinde homenaje al creador de nuestra bandera. Don Manuel funciona en una casona típicamente mendocina, con galería, obras de arte y una cava propia con gran variedad de vinos. Afuera un deck con macetones y parras refleja el estilo del asador mendocino. En cada ocasión se encarga de deleitar paladares con su especialidad de carnes a la parrilla y elaborados platos de pescados o mariscos. En esta maratón, los participantes probaron finos sándwiches de bondiola caramelizada y disfrutaron de una degustación de vinos y del ballet que volvió a deslumbrar, esta vez con cueca y gato.

Y como de parrillada se trataba la cita, llegaron a “Cabaña La Pasión”(Sarmiento 785). Este restaurante se destaca por su estilo rústico y una decoración basada en tapices de cuero con motivos de animales. Aquí el plato favorito es la parrillada en el clásico brasero de mesa con carne de vaca, cerdo, pollo y también las picadas con fiambres caseros. En esta oportunidad, el menú elegido para la ocasión se basó exquisitas brusquetas de mollejas con limón y salsas de aceituna, berenjena y criolla, acompañadas de un delicioso vino.

Los comensales entusiasmados siguieron probando manjares, así es como la senda continuó en “Cordillera, vinos y fuego” (Av. Belgrano 1028). Este lugar apuesta a la comida local y se dedica a elaborar sus platos con productos de la región, con una cocina a la llama completamente a la vista y vinos que el cliente puede elegir directamente de la cava a sugerencia de los mozos. El plato de esta visita consistió en un sándwich de vacío con chimichurri, acompañado por una copa de vino. Aquí, el ballet emocionó a los presentes al destacarse bailando “Luna cautiva”.

El último de los sitios que los comensales visitaron fue “Mundo Chori”(Arístides Villanueva 224). Este lugar nace por iniciativa de tres amigos amantes del choripán y recetas que vienen de sus propias familias, quienes realizan embutidos caseros por tradición. De allí nace el sabor único que ofrece este restaurante y la elaboración de distintas especialidades de chorizos, acompañados por panes caseros saborizados, que le dan el toque de distinción. Otra de las novedades de este lugar, es que ofrece vino tirado, tal como la cerveza. La bebida se mantiene en un barril de acero inoxidable que permite conservar sus propiedades intactas.

De esta manera, el sabor que puso punto final a esta edición de maratón fue el choripan, pero con una elaboración especial. Se trató de un sándwich de chorizo de cerdo a la barbacoa, con pan de calabaza y salsa de ciboulette y berenjenas doradas en ajo y manteca. Además, acompañó el plato, una guarnición de papas fritas con cáscara y salsa criolla. En lo que respecta a la bebida, los asistentes degustaron vino Malbec.

El cierre estuvo enmarcado por el ballet de la Ciudad de Mendoza, dirigido por Franco Agüero y el talento indiscutido de los bailarines que acompañaron durante todo el recorrido. En esta última estación, volvieron a capturar la atención del público con el chamamé y la magia y la destreza caracterizada en el malambo que provocó el aplauso, la alegría y la admiración visible de cada uno de los participantes de esta nueva edición de Maratón a la Carta en la Ciudad.

Cabe destacar que todo el circuito estuvo animado por profesores de educación física, pertenecientes al municipio y fue custodiado por preventores e inspectores de tránsito que se encargaron de mantener el orden vehicular.

La voz de los maratonistas: expertos y amateurs

Marta Castro de Sosa: “Yo soy vecina de la Sexta Sección. Este año es la segunda vez que vengo y el año pasado vine unas tres veces. Me encanta, es algo distinto. Se sale de la rutina, de la monotonía. Podés compartir el momento con otros, yo estoy acompañada por tres amigas y un amigo. Me parece un buen plan para hacer en la Ciudad. Yo sabía que se implementaba en otros países y ahora lo tenemos nosotros acá”.

Alberto Ríos: “Me enteré por mi hijo, que ya está participando por cuarta o quinta vez. Me invitó y me gustó la idea de venir. Está buenísimo por muchas cosas, por la gente que participa, por el turismo, para conocer lugares y para promocionar los restaurantes. Aparte es muy económico y me encanta que se haga con un recorrido donde compartís una caminata, una charla y de paso mirás y conocés, más si no sos de la provincia.

Aldana Ribes: “Hoy por primera vez traje a mi hermana, siempre vengo con mi papá. En otra ocasión he ido a pizzas, cervezas y parrillada. Es un evento que está bastante bueno, es muy accesible para hacerlo un día de semana. Está bueno porque vas de lugar en lugar, conociendo la comida y los restaurantes. Me gusta mucho, es muy divertido también por los animadores”.

John Vargas: “Me encantó la idea porque es algo diferente para hacer. Es la primera vez que vengo. Me gustó hacer el recorrido, ir conociendo la Ciudad y sacar fotos. Está bueno que se promocione, sobre todo para el turismo. Me interesó venir porque no había visitado ningún lugar de los que recorrimos”.

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *